¿Notre Dame o pulmón verde?

Por Mariano Lanouguere, secretario General de Diecisiete.

El pulmón verde del planeta arde. Los incendios que desde hace días devastan buena parte de la Amazonia tendrán graves consecuencias para el mundo, pues se trata de un ecosistema estratégico que alberga una megabiodiversidad de flora y fauna incomparable, y una gran riqueza cultural.

El incremento del calentamiento global, la pérdida de agua y la extinción de especies son sólo algunas de las secuelas que deberemos enfrentar. Esta situación es producto de la explotación maderera, la ganadería, la minería a cielo abierto y la agricultura, principales causas de la deforestación, pero también de las políticas de los gobiernos neo liberales en Latinoamérica.

Los crímenes ambientales demandan protección internacional, acuerdos y convenios para mitigar la pérdida de recursos naturales, que le pertenecen a los pueblos. Es hora de que la protección ambiental pase a integrar la agenda pública.

En minutos se juntaron millones de dólares para reparar la famosa Catedral de París, sin embargo el gobierno neo liberal de Brasil ni se inmutó a la hora de cuidar el gran pulmón verde del planeta. ¿Quiénes están detrás de esto? ¿Vamos a permitir hipotecar el oxígeno de nuestros nietos a cambio de las ganancias de las cosechas inmensas de soja?

No se trata de ecología o de salvar animales: se trata de sentido común. Estamos obligados a hacer política de otra manera, de generar nuevas políticas públicas y de construir nuevos consensos para evitar estas catástrofes, en Argentina y en todo el mundo.