Frío cero

Mientras el Gobierno niega la cantidad de personas que viven en la intemperie o eventualmente duermen en paradores nocturnos, el drama de los “sin techo” se acrecenta. Por eso, abrimos las puertas del Centro Cultural Negro Fontanarrosa para quienes se encuentran en situación de calle. 
En la semana más fría del año, les ofrecimos un plato de comida caliente, les dimos abrigo y escuchamos sus historias. Una vez más, decidimos estar donde debería estar el Estado.